Pizquita de sal

Comienza un nuevo proyecto con mucha ilusión y con muchas ganas de compartir ideas, opiniones e información en lo que a educación se refiere.

Empiezo una nueva etapa en mi camino como maestra con un claro objetivo: poner una pizquita de sal en la vida de muchos niños, de sus familias y de muchos adultos que, sin querer, no valoran el papel tan importante que desempeñamos los maestros día a día dentro y fuera de los colegios.

La sal será el principal ingrediente que dará un sabor especial y único a una nueva forma original e innovadora de ver la educación desde otro punto de vista.

La sal será ese toque mágico que tanto necesitamos y que todos tenemos ,¡solo es cuestión de descubrirlo y compartirlo! Por ello, maestros, psicólogos, pediatras, músicos, arquitectos… trabajaremos juntos para conseguirlo.

Pero,¡cuidado! El exceso de sal resultaría peligroso y estropearía todo. Entonces, iremos con cuidado, siempre con mucho respeto, contagiando la alegría que despierta en nosotros trabajar, crecer y aprender rodeados de niños. 

¡Echemos una pizquita de sal!