Sin deberes, se vive mejor y se disfruta más del cole

Después de las vacaciones de Semana Santa, les propuse a los niños una nueva forma de trabajo dentro y fuera del aula. Les expliqué que era un experimento nuevo para todos: para ellos y para mí. Era importante que niños y adulto, pusiésemos de nuestra parte para conseguir los objetivos que nos habíamos marcado: trabajar en grupos y eliminar los deberes como tarea diaria en las asignaturas de matemáticas y lengua en de Educación Primaria.

El mensaje fue recibido positivamente por parte de todos y en cuestión de días pudimos observar que las clases eran más dinámicas, hacíamos muchísimas más actividades, el ritmo de trabajo había mejorado y los resultados estaban siendo más productivos. Las familias fueron informadas en reuniones individualizadas y en una reunión grupal, y en todas ellas, el grado de satisfacción fue notable: en casa los niños tienen más tiempo para otras asignaturas, están un poco más relajados y han aprendido a organizar sus horas de estudio y deberes.

En septiembre de 2015, a Nacho (maestro de Educación Física / maestro de Educación Primaria) se le plantea impartir la asignatura de Ciencias Sociales a 5º de Educación Primaria. Le surgen dudas sobre cómo llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje porque él también defiende que los niños no deben llevar deberes a casa. Partiendo de esa idea como objetivo principal, su planteamiento inicial consistió en dividir sus clases en tres partes: explicación del tema, elaboración de ejercicios que se plantean en el libro de texto y tiempo de estudio.

Ángel es maestro de Educación Especial en un instituto. En sus clases, los deberes no existen como solemos entenderlos. Son los propios alumnos (adolescentes de y 2º de E.S.O) quienes deciden si necesitan practicar más en clase o en casa lo que han visto en las aulas. “A estas edades, imponer deberes sin unos hábitos de trabajo adquiridos es una lucha innecesaria”. De esta manera, “sus deberes” pueden ser mejorar su atención, buscar una lectura interesante y entretenida o planificar toda una semana de actividades escolares. “Los deberes no tienen por qué ser actividades curriculares. Es importante enganchar a través de ellos a los alumnos”.

Es posible, entonces, exprimir y aprovechar las horas de clase pero, ¿cómo hacerlo?

Aprender a aprender
Tomando como punto de partida, la competencia educativa APRENDER A APRENDER, los maestros podemos encontrar la metodología que mejor se adapte a nuestros alumnos. No debemos olvidar que cada clase es diferente porque cada niño es distinto, y que por ese motivo, somos nosotros, los adultos, quienes debemos adaptarnos y moldearnos a los niños, no los niños quiénes deben hacerlo. Teniendo en cuenta las palabras de Nacho y compartiendo su punto de vista, aprender a aprender es el “pilar fundamental de nuestro sistema educativo y a la vez una de las competencias que más olvidadas tenemos.” Un aspecto fundamental de dicha competencia es aprender a estudiar. En el artículo anterior, hacíamos referencia a las técnicas de estudio. Personalmente, considero imprescindible educar y enseñar a los alumnos en el uso adecuado y correcto de las mismas. Este hecho no implica impartir horas y horas teóricas sino, practicar en clase todo tipo de estrategias y recursos que faciliten a los alumnos su organización y concentración durante el tiempo que hacen deberes o estudian, es decir, tenemos que conseguir que el niño adquiera unos conceptos y unos conocimientos útiles y prácticos sobre las técnicas de estudio.

Organización del tiempo
Otro de los aspectos importantes que debemos tener muy presente es la organización y distribución de nuestras horas lectivas. A día de hoy, no conozco maestro que no sea consciente del tiempo que tiene para impartir sus clases porque como es bien sabido, en 45 y 55 minutos los maestros somos capaces de hacer muchas cosas. En el momento en que decidimos eliminar los deberes es necesario replantearnos el nuevo sistema que vamos a aplicar en nuestra aula. Dependiendo de la asignatura y de los alumnos que tenemos, la distribución será muy variada y diferente pero al compartir un objetivo común, eliminar los deberes, todos coincidimos en que lo importante no es la cantidad sino la calidad. Inconscientemente, y en ocasiones, muy conscientemente, las actividades lúdicas, puestas en común, debates, coloquios y preguntas se posicionan frente a aquellos minutos de escucha –en muchas ocasiones pasiva- en los que los niños oyen la explicación para posteriormente hacer ejercicios en clase y en casa. Queda por tanto demostrado, que está en manos del adulto cambiar su metodología e innovar en sus clases apostando por una nueva enseñanza sin deberes.

El cuaderno
De todos los materiales que utilizamos en el colegio, es posible que, el cuaderno sea uno de los más importantes. Todo maestro, todo padre/madre y todo niño deberían entenderlo como la mejor herramienta para un buen estudio diario en clase y en casa. Es necesario trabajar el orden y la limpieza debido a que vamos a utilizarlo a lo largo de todo el curso como un gran complemento de trabajo. En el cuaderno vamos a realizar ejercicios, esquemas, resúmenes, mapas conceptuales, cualquier técnica de estudio que nos facilite un buen aprendizaje. En un caos de información, en un desorden y entre tachones, los alumnos no van a encontrar más que dificultades a la hora de ponerse a estudiar. Es un trabajo que requiere tiempo y mucha dedicación por lo que considero imprescindible comenzar a trabajarlo desde cursos inferiores, dando pautas y utilizando colores para diferenciar los datos. El cuaderno, por tanto, nos permite organizar los contenidos que hay que aprender, tener a mano esquemas y resúmenes de los aspectos más importantes y puede llegar a convertirse en un gran aliado y punto de unión entre niño-casa-escuela.

Evolución y evaluación
Somos muchos los maestros que nos hemos lanzado a la aventura de enseñar sin deberes. Algunos llevan años trabajando de esta manera y otros nos hemos atrevido hace muy poco. Todo cambio tiene consecuencias negativas y positivas, pero si queremos cambiar es porque vemos que hay aspectos que estamos dispuestos alcanzar y solo podemos hacerlo dejando atrás métodos y estrategias que se han quedado anticuadas y que generan problemas que tienen una fácil solución. Como he comentado anteriormente, suprimir los deberes de algunas asignaturas ha generado cambios en el ritmo de las clases, en la vida de los niños y también en sus resultados académicos. Desde mi experiencia y compartiendo opiniones con Nacho, defendemos que los alumnos han mejorado su rendimiento académico -obteniendo muchos de ellos muy buenos resultados-, han aprendido a organizarse mejor y a aprovechar los tiempos de estudio. En las clases, el nivel de exigencia aumenta, creando un clima de trabajo que permite realizar diferentes tipos de actividades independientes a los libros, trabajando los conceptos explicados en el aula e incluso ampliando en algunos temas. No podemos decir que los niños que no trabajaban en casa teniendo deberes, lo hagan ahora. Pero sí es cierto que al reducir los deberes, el poco tiempo que dedican al estudio, les permite repasar lo explicado en clase y anticipar lo que vamos a aprender al día siguiente, no quedándose descolgados del resto de la clase (situación muy frecuente en aulas en las que se presentan niños con los deberes sin hacer).

Ya está comprobado: sin deberes, se vive mejor y se disfruta más del cole. Pero esto no ha hecho más que empezar. Es el punto de partida de algo interesante, novedoso y bueno para niños, familias y maestros.

El virus de los no deberes se pone en marcha.
¡Déjate contagiar!

Gracias a Nacho y a Ángel por su pizquita de sal.

Carmen Brezmes, maestra de Educación Especial / maestra de Educación Primaria.

 

2 comentarios en “Sin deberes, se vive mejor y se disfruta más del cole

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s